protege el encanto
Noticias

    Cada vez más bodegas apuestan por el tapón de corcho

    La bodega australiana Rusden Wines la última en reconocer que el tapón de corcho es el mejor método para preservar los caldos

    Los beneficios medioambientales y técnicos del cierre de corcho son clave para profesionales y consumidores

    Barcelona, 5 de noviembre de 2012. ¿Tapón de corcho o de rosca? Desde hace algunos años, con la aparición de sistemas de cierres alternativos para los vinos y espumosos, ésta se ha convertido en una pregunta latente en la mente de los bodegueros y amantes del vino. Sin embargo, al parecer cada vez son más los que reafirman su compromiso con el tapón de corcho tradicional. Según informa Cork, iniciativa de patronales e instituciones corcheras españolas que promueven el uso del tapón de corcho, tanto las propias bodegas como el consumidor final, ya sea expertos o no en la materia, eligen el corcho como mejor método de tapamiento para los vinos y espumosos.

    El más reciente ejemplo de bodegas que han regresado al tapón de corcho es la australiana Rusden Wines, que ha renunciado a continuar trabajando con cierres de tapón de rosca tras cinco años de problemas con los controles de calidad de sus vinos. Es por ello, que en un artículo publicado por la revista Wine Business de Australia (WBM), el enólogo Christian Canute explicó que la bodega que Rusden tenía en Barossa Valley había desistido de probar con otros tapamientos que no fueran corcho. En este sentido, Canute afirmó: “Después de cinco años de controles exhaustivos ha quedado claro que el corcho es el mejor tapón para nuestros vinos”.

    Diferentes clientes de Rusden Wines habían experimentado con el tapón de rosca evoluciones negativas en el vino que con un embotellado de tapón de corcho no se habían detectado nunca. Fue determinante para estas reputadas bodegas comenzar a perder clientes, pues se disipó cualquier duda sobre su regreso a la apuesta segura que es el tapón de corcho. “Nuestros vinos se fabrican siguiendo el método tradicional y se embotellan sin clarificar ni filtrar. En este sentido, podemos confirmar que con el tapón de rosca nuestros caldos no se oxigenan adecuadamente y producen excesivos aromas reductivos, un problema que con el tapón de corcho nunca hemos tenido”, añade Christian Canute.

    Asimismo, otra reconocida bodega, la sudafricana Klein Constantia, volvió al corcho para sellar su primer vino blanco, el Perdeblokke, un sauvignon. La decisión se tomó después de que sus enólogos manifestaran que el tapón de rosca produce excesivos aromas reductivos. También Wine Rutherford, otra empresa con sede en Napa Valley e importantes minoristas del Reino Unido, han pasado del cierre sintético al corcho basándose en los beneficios medioambientales y técnicos del producto natural.

    Sergi Sabrià, portavoz de la iniciativa Cork, se ha pronunciado al respecto “Creemos que las bodegas y los principales minoristas están regresando al corcho debido a las grandes mejoras en su calidad, a las emergentes limitaciones de los cierres alternativos y a una conciencia cada vez mayor de las ventajas ambientales y técnicas del corcho, además de que el consumidor también lo prefiere así.” De hecho, los sistemas de producción y de gestión de la calidad, además de la tecnología más vanguardista, han convertido a la industria corchera en una de las pioneras del territorio español, con una importante inversión en I+D.

    Del mismo modo, un estudio sobre hábitos y preferencias de los españoles presentado por la iniciativa Cork en Septiembre ha reforzado las decisiones tomadas por las bodegas anteriormente mencionadas. En él, el 92% de los españoles afirmó que prefería el tapón de corcho para las botellas de vino y cava, ya que lo considera el mejor método de cierre. Y es que “el tapón de corcho proporciona al vino y al cava el cierre perfecto porque se adapta perfectamente al cuello de la botella, gracias a la elasticidad y compresibilidad del corcho dejando oxigenar el vino”, explica el director del Instituto catalán del Corcho, Manel Pretel (ICSURO). Y es que la combinación entre el tapón de corcho y la barrica aporta un valor diferencial importante a los vinos y cavas, ya que permite que éstos evolucionen y maduren de manera natural, aspectos que sólo posibilita el tapón de corcho.